miércoles

No quiero nada bonito.


Quiero ruido
que me abras los tímpanos
 y les dispares.
Y que esta sangre, 
manche la alfombra
de tu habitación.
Y que juguemos a
escribir nuestros nombres
con ella, en la pared.
¡Pero qué bonito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bote toda su basura aquí.